sábado, 11 de octubre de 2008

HUGH O'DONNEL, from Ireland to Spain

Conocido como "Red" Hugh O'Donnell (en gaélico irlandés Aodh Rua Ó Domhnaill) (1572-10 de septiembre de 1602) fue Príncipe de Tyrconnell, que dirigió una rebelión contra los gobernantes ingleses en la Irlanda de 1593 y ayudó a dirigir la Guerra de los Nueve Años (en Irlanda), una revuelta contra la ocupación inglesa, de 1593 a 1603. Aodh Rua Ó Domhnaill era hijo del Rey de Tyrconnell, Aodh mac Maghnusa Ó Domhnaill, y su segunda esposa, Ineen Dubh. Nació en 1572. A los 15 años de edad fue secuestrado por Sir John Perrot en un intento de prevenir una alianza entre los clanes de O'Donnell y O'Neill, y lo encarceló en el Castillo de Dublin en 1587. Él escapó brevemente en 1591, pero fue recuperado a los pocos dias. Por último, logró escapar en junio de 1592 con la ayuda de su aliado Hugh O'Neill, que lo organizó para su huida de Dublin hacia el interior de las Montañas Wicklow. Él alcanzó con éxito la fortaleza de Fiach MacHugh O'Byrne (otro de los aliados de O'Neill) en Glenmalure, donde encontró refugio, pero su compañero O'Neill murió de frio en las montañas. O'Donnell perdió ambos dedos gordos de los pies por congelación.

Sobre su retorno a Ulster, ganó el liderato del Clan O'Donnell (conocido como Clann Dalaigh de la tribu Cenél Conaill derivó de la dinastia Heremonian de los Altos-Reyes de Irlanda), O'Donnell llegó a ser "El O'Donnell", Lord de Tyrconnell (Donegal moderno) después que su padre abdicó a su favor el año anterior. Habiendo conducido al alguacil de la corona fuera de Tyrconnell, dirigió con éxito dos expediciones contra Turlough Luineach O'Neill en 1593, para forzar a Turlough a abdicar su jefatura en favor de Hugh O'Neill. En este momento, O'Neill no se unió con O'Donnell en rebelión abierta, pero secretamente lo apoyó para aumentar su poder de negociación con los ingleses. Al mismo tiempo, O'Donnell se comunicaba con Felipe II de España para ayuda militar.

Declarando la rebelión abierta contra los ingleses al año siguiente, las fuerzas de O'Donnell tomaron Connacht desde Sligo hasta Leitrim durante 1595. En este año, Hugh O'Neill, Conde de Tyrone, abandonó la negociación con los ingleses y en 1596 las fuerzas combinadas de O'Donnell y O'Neill vencieron a los ingleses bajo el mando de Sir Henry Bagenal en la Batalla de Contibret.

Su gran victoria vino, sin embargo, dos años después en la Batalla de Yellow Ford en el Río Blackwater cerca de la frontera sur de Tyrone en 1598. En esta batalla, los irlandeses aniquilaron la fuerza inglesa marchando a socorrer Armagh y parecían estar a punto de expulsar a los ingleses de Irlanda completamente. O’Neill entonces fue al sur para garantizar la lealtad de los lores de Irlanda en Munster, mientras O’Donnell invadió Connacht, expulsando la pequeña solución inglesa de allí.

Sin embargo, en los próximos dos años, O’Donnell y O’Neill estarían en serios aprietos con el despliegue de más de mil tropas inglesas en el país. O’Donnell repeló una expedición inglesa hacia el oeste del Ulster a la batalla de Curlew Pass en 1599, pero su posición y la de O’Neill fue cada vez más defensiva. Todavía peor para O’Donnell que las ofensivas inglesas fue la deserción de su pariente (primo y cuñado), Niall Garve O’Donnell al bando inglés, a cambio de su apoyo para reclamar el liderazgo de O’Donnell. El apoyo de Niall Garve permitió a los ingleses obtener una fuerza marítima en Derry en el corazón del territorio O’Donnell.

Ellos reconocieron que su única oportunidad de ganar la guerra de manera absoluta era con la ayuda de la invasión española. Los españoles finalmente desembarcaron en Kinsale--prácticamente en el extremo opuesto de Irlanda hacia el rebelde Ulster en septiembre de 1601. O’Donnell condujo a su ejército en una dura marcha durante el invierno de 1601, a menudo cubriendo más de 40 millas por día, a unirse a O’Neill y al General español Juan del Aquila en Kinsale llegando a principios de diciembre de 1601.

En el camino, fiel a sus armas familiares y al lema Constantiniano In Hoc Signo Vinces y en anticipación a la batalla que está por venir a Kinsale, él visitó y veneró una reliquia de la Vera Cruz (Holy rood) en la Fiesta de San Andrés, en 30 de noviembre de 1601, en la Abadía de Holy Cross, que fue un punto de defensa de la libertad religiosa y de la soberanía irlandesa. Desde allí él envió una expedición a Ardfert en el Condado de Kerry, para ganar una rápida victoria y recuperar con éxito el territorio de sus aliados, Fitzmaurice, Lord de Kerry, que lo había perdido y a su hijo de 9 años, a Sir Charles Wilmot. Dejó a algunos de sus parientes O’Donnell detrás en Ardfert para guardar la Baronía de Clanmaurice.

Durante la Batalla de Kinsale el 5/6 de enero de 1602 las fuerzas combinadas de Del Aquila, O’Neill y O’Donnell fueron vencidas por Sir Charles Blount, Lord Mountjoy.

Después de la derrota irlandesa en Kinsale, O’Donnell abandonó Irlanda y navegó a Coruña en Galicia, España, donde muchos otros jefes ya llegaban con sus familias. Allí fue recibido con grandes honores por el Gobernador de Galicia y el Arzobispo de Santiago de Compostela, donde un colegio irlandés fue fundado. También fue llevado a “visitar la Torre de Betanzos, donde según leyendas bardas de los hijos de Milesius se fueron a la Isla del Destino”.

Mientras estaba en Coruña, trazó un retorno a Irlanda y viajó a Valladolid para conseguir más ayuda de Felipe III de España, quien le prometió que sería organizada una nueva invasión de Irlanda. Como pasó un año y O’Donnell no recibió ninguna noticia de Felipe III de España, se fue otra vez para Valladolid, pero murió en el camino y fue enterrado en el Castillo de Simancas en 1602. Con su muerte los planes españoles de enviar más ayuda a los irlandeses fueron abandonados. Aunque hubo una vez que se pensó que fue asesinado- un James Blake de Galway es nombrado a menudo como el asesino que ofreció su amistad y luego lo envenenó en nombre de los ingleses- ahora existe la creencia generalizada de que murió de una tenia.

Fue enterrado en el capítulo del monasterio franciscano de Valladolid. Sin embargo, el edificio fue demolido en el siglo XIX y la ubicación exacta de la tumba es desconocida.

Fue sucedido como jefe del Clan O’Donnell por Niall Garbh O’Donnell. El hermano de Red Hugh, Rory (más tarde Conde de Tyrconnell) sucedió a Red Hugh como líder de la facción de Red Hugh O’Donnell dentro de la división de la dinastía.

Fue muy bien elogiado en los escritos de la lengua irlandesa de principios del siglo XVII por su nobleza y compromiso religioso al Catolicismo Romano- especialmente en los Anales de los Cuatro Maestros y Beatha Aodh O Domhnail (La vida de Red Hugh O’Donnell) por Lughaidh Ó Cléirigh. A pesar de su reputación póstuma ha sido algo eclipsado por la de su aliado Hugh O’Neill, sus capacidades de mando y militares fueron tomadas en cuenta considerablemente, considerando que estuvo activo a la temprana edad de 30 años a la batalla de Kinsale. Su personalidad parece haber sido especialmente magnética y fuentes contemporáneas están unidas en su elogio de sus habilidades oratorias.

En 1991, una placa fue erigida en el Castillo de Simancas en conmemoración de Red Hugh O’Donnell.

En 1992, conmemorando el 390 aniversario de la llegada de O’Donnell a Galicia, el galardonado compositor de Riverdance ganador de un Grammy, Bill Whelan, reunió a los mejores músicos de Irlanda y Galicia y estrenó la sinfonía “From Kinsale to Corunna” (De Kinsale a Coruña).

En septiembre de 2002, Eunan O’Donnell, BL, dio Tratamiento al Castillo de Simancas en honor de Red Hugh, durante la Reunión del Clan O’Donnel en España.



Post dedicado a Pampanitos Verdes, ya que sin su comentario y aportación nunca hubiera sabido la existencia de este hombre. Gracias.



Caithfidh fir Éireann uile
o haicme go haonduine...

gliec na timcheall no tuitim

("Todos los irlandeses desde una sola persona
a todas las personas deben unirse o caer")


2 comentarios:

Pampanitos Verdes dijo...

Muchas gracias por el detalle, Lou.
Hacía un tiempín que no pasaba por tu blog.
Con tu permiso, te voy a enlazar.
Saludos!

Lou dijo...

muchas de nadas :), y gracias a ti por visitarme y enlazarme