domingo, 6 de julio de 2014

LA LLEGADA DE ANGUS Y BRIDE ( parte I)







A LO LARGO DE TODO EL INVIERNO BEIRA MANTUVO CAUTIVA A LA JOVEN Y HERMOSA PRINCESA LLAMADA BRIDE. ESTABA CELOSA DE LA BELLEZA DE BRIDE, Y LE DIO HARAPIENTAS VESTIMENTAS PARA LLEVAR, Y LA PUSO A TRABAJAR ENTRE LA SERVIDUMBRE DE LAS COCINAS EN SU CASTILLO DE LA MONTAÑA, DONDE LA CHICA TUVO QUE LLEVAR A CABO LAS TAREAS MÁS MISERABLES. BEIRA LE REGAÑABA CONTINUAMENTE, ENCONTRANDO FALLOS A CADA COSA QUE HACÍA, Y HACIENDO LA VIDA DE BRIDE MUY DESGRACIADA.



UN DÍA BEIRA LE DIO A LA PRINCESA UN VELLÓN MARRÓN Y DIJO: “DEBES LAVAR ESTE VELLÓN EN EL ARROYO HASTA QUE SE VUELVA BLANCO PURO”.
BRIDE TOMÓ EL VELLÓN Y SALIÓ DEL CASTILLO, Y COMENZÓ A LAVARLO EN UN ESTANQUE BAJO UNA CASCADA. Durante todo el día ella trabajó laboriosamente, pero no lo consiguió. Encontró imposible sacar el  color marrón de la lana.
Cuando la noche llegó, beira regañó a la chica, y dijo: “eres una desvergonzada inútil. El vellón es tan marrón como cuando te lo dí”.
Bride protestó: “durante todo el día lo he lavado en el estanque bajo la cascada de la Roca roja”
“mañana deberás lavarlo otra vez”, dijo beira; “y si no lo vuelves blanco, irás a lavarlo al día siguiente, y al otro, y al otro. Ahora, ¡largo! Y haz lo que te de ordeno”.
Fue un tiempo triste para bride. Día tras día ella lavaba el vellón, y le parecía que si iba a lavarlo al fin del mundo, la lana marrón nunca se convertiría en blanco.
Una mañana mientras iba con su colada un viejo de barba gris se acercó. Se compadeció de la princesa, que vertía lágrimas amargas sobre su trabajo, y le habló, diciendo: “¿quién eres y por qué la tristeza?”


La princesa contestó: “mi nombre es bride. Estoy cautiva de la reina beira, y me ha ordenado que lave este vellón marrón hasta que se vuelva blanco. ¡por desgracia! No puede hacerse”
“estoy preocupado por ti”, dijo el anciano.
“¿quién eres, y de dónde vienes? Preguntó bride.
“mi nombre es padre del invierno” le dijo el anciano. “dame el vellón, y lo volveré blanco para ti”
Bride le dio a padre del invierno el vellón marrón, y cuando él lo agitó tres veces éste se volvió blanco como la nieve.
El corazón de bride se llenó inmediatamente de dicha, y exclamó: “Querido padre del invierno, eres muy amable. Me has ahorrado mucho trabajo y llevado mi dolor”.
Padre del invierno devolvió el vellón a la princesa bride con una mano, y ella lo tomó. Entonces él dijo: “toma también lo que sostengo en mi otra mano” mientras hablaba le dio un racimo de galantos blancos puros. Los ojos de bride brillaron de emoción al sostenerlos.


Padre del invierno dijo: “si beira te regaña, dale estas flores, y si ella pregunta dónde las encontraste, dile que vienen de las crujientes maderas del abeto verde. Cuéntale además que el berro está surgiendo en las orillas de los arroyos, y que la hierba nueva ha comenzado a dispararse en los campos”
Habiendo hablado así, padre del invierno se despidió de la princesa y prosiguió su camino.
Traducción libro "Scottish myths and legends"

2 comentarios:

Vanesa H dijo...

¡Que bonita historia! :)

Lou dijo...

La verdad es que si. Es un libro con unas historias mágicas :)